Richard Wagner, Lohengrin

Richard Wagner recreó el mundo griálico en "Lohengrin" (Caballero del Cisne, hijo de Parsifal) y en "Parsifal".

 

En "Lohengrin" describe Wagner el lugar donde se encuentra el Grial, un templo “en una umbría selva”:

«En tierras lejanas, inaccesibles para vosotros, se encuentra una fortaleza llamada Montsalvat. En su centro se yergue un majestuoso templo, tan espléndido que en la tierra nada hay tan precioso como él. En su interior se guarda un cáliz bendito y milagroso, como bien más preciado. Una corte de ángeles celestiales lo trajo a la tierra para que fuese custodiado por los hombres más virtuosos. Es conocido como el Grial, y de él reciben los caballeros la fuerza más pura y gloriosa. Quien es escogido para servir al Grial, recibe de éste un poder sobrenatural...»

 

 

 

 

press to zoom