GUERRA DE LA INDEPENDENCIA, FINAL

El 5 de julio de 1813 los franceses abandonaban Valencia.

El 25 de septiembre de 1813 D. Pedro devolvía el Santo Cáliz a la Catedral de Valencia. Era casi lo único que quedaba de todo lo que se había sacado de allí cuatro años antes.

 

En 1812 Pedro Vicente Calbo había empezado a poner por escrito lo que iba ocurriendo. En 346 páginas, D. Pedro narró las aventuras y desventuras vividas, y su creciente enfado, tristeza y decepción.

 

Se perdió el tesoro, las valiosas y antiguas piezas de oro y plata. Pero gracias a la tozudez de D. Pedro Vicente Calbo, capaz de enfrentarse a piratas y a ejércitos, a obispos y a gobernadores, se salvó el Santo Cáliz.

press to zoom